9.06.2013

Ataques de felicidad.

Quizás no sepáis lo que son los “ataques de felicidad”, yo tampoco lo sabía hasta que mi amiga bellartista me explicó que es una sensación de bienestar contigo mismo y tu alrededor, de conexión con  las personas cercanas, de equilibrio con lo que te rodea, que sale en forma de sonrisa involuntaria y/o carcajadas, distintas a las carcajadas que puede producir un chiste (uno bueno), o una escena de comedia.

Francamente yo la miré como si estuviera loca, porque entonces no sabía que sólo puedes saber lo que es un “ataque de felicidad” cuando lo experimentas. Como casi todo.


Y es que muchas veces, mirar únicamente las sombras nos impide ver las luces que inciden sobre nosotros a diario y de distintas formas. Luces que se manifiestan en cartas de amigos, viajes en coche a la universidad escuchando música a todo volumen, reencuentros después del verano, un beso en la frente al llegar a casa los viernes, un “te he echado de menos”, un fin de semana de amigas, las noches de biblioteca y tilas, un mensaje de alguien a quien no ves hace tiempo, charlas en el balcón,  una fotografía que  nos conmueva, los abrazos de los abuelos, noches de verano en los tejados, las puestas de sol, compartir una película o un café, un libro que nos atrape o simplemente una sonrisa. En definitiva, los ataques de felicidad se nos presentan continuamente sólo hay que saber apreciarlos.


Lo esencial es indefinible. ¿Cómo definir el color amarillo, el amor, la patria, el sabor del café? ¿Cómo definir a una persona que queremos? No se puede.
- Jorge Luis Borges

2 comentarios:

  1. No te imaginas lo que me alegra leer esto, y lo que me alegra que estés aprendiendo a apreciarlos :)

    ResponderEliminar
  2. Que profundo todo lo que escribes:)

    Te espero por mi blog.http://mis360grados.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar